La historia ha terminado.

No te he querido perder
al fin, no quiero ni ver
tan solo recordaré…
que amé, amo y amaré.

La historia ha terminado
intento pasar de ella
odio no poder decirte
“Te daría mi vida entera”
y entiendo que no la quieras.

Que ya no sirve de nada
unicamente es consuelo
intensos besos de cielo
que en mi boca se perdieron
repitiendo que te quiero
observando elfirmamento.

Por ti.

En la oscuridad de la noche eres la estrella que me guia,
eres la luna que me acompaña en mi caminar, en mi soledad.
Es aquel pájaro que una vez quise tener y que una vez perdí
pero que ahora no dejaré escapar.
Eres la ilusión de cada mañana al despertar
y las ganas de soñar al dormir.

Por tí sigo viendo la vida de otro color,
por tí sigo teniendo ganas de luchar,
por tí y por el mundo que me rodea vale la pena vivir,
por tí se lo que es el amor,
querer y que te quieran…
por tí se vivir…
Te Amo.

Lograr encontrarte…

Muero cada día en el ocaso y nazco nuevamente con el alba
buscando eternamente en cada paso el camino que me guie
hacia tu alma…

Un sendero colmado de ternura, con jardines florecidos de ilusión.
Su espacio impregnado de dulzura y un estanque saturado de pasión,
¿Cual es el margen que debo seguir?
¡ Tan solo Dios! Puede responder para luego en el crepúsculo
tratar de no morir…

Y a tu lado lograr amanecer…

Amor mio…

Perdona si te estoy llamando en este momento,
pero me hacía falta escuchar de nuevo aunque sea un instante tu respiración.
Disculpa se que estoy violando nuestro juramento, se que estás
con alguien que no es el momento, pero hay algo urgente que decirte hoy: Me estoy muriendo, muriendo por verte, agonizando muy lento y muy fuerte. Vida, devuelveme mis fantasías, mis ganas de vivir la vida, devuelveme el aire. Cariño mio, sin ti yo me siento vacío, las tarde son un laberinto, las noches me saben a puro dolor. No se que habrás pensado, solo una cosa; Te quiero mucho.

Y aunque yo me muere te seguiré queriendo porque
yo te quiero con el alma y el amla nunca muere…

La máxima expresión de amar.

Nací sabiendo que mi vida estaba ligada a la tuya, nací sabiendo que mi felicidad eras tú y la tuya la mía, nací sabiendo que sin tí no era necesario seguir viviendo pues vida… no hay vida sin ti. No hago otra cosa mas que pensar en ti, y es que todo lo ocupas tú. Vida Mia, mucho mas que una palabra cariñosa, mucho mas que una llamada a un ser querido, pues eso es lo que eres para mi, mi ilusion por seguir viva, mi alegría, mi anhelo, Mi Vida. Sin ti me falta todo, sin ti no queda nada. Nuestras vidas se unieron para no salirse del camino jamás, ese camino que ambos recorremos y que nunca dejaremos de recorrer, pero juntos, nuestras manos siempre unidas para guiarnos el uno al otro en todo momento. Sabes de sobra que desconozco el lugar a donde nos lleva dicho camino, para que saberlo? que mas da saber donde nos lleva? Vida Mia no importa el donde siempre y cuando sea contigo, con tigo amor mio, solo contigo, nadie mas, solo los dos, solos tu y yo. Te quiero con locura, y no porque te necesite, sino que te necesito porque te quiero, cariño mio. No vivo si no es contigo y es que yo nací el día en que te conocí. Me enseñas todas las cosas cosas lindas de la vida, me enseñas a vivir con alegría e ilusion, y cada día que pasa mas cosas me enseñas. Cada rincón de mi cuerpo lo recubres tú y solo tú. Cada segundo será nuestro y solo nuestro. El tiempo que nos queda por vivir, por compartir, para amarnos como nos amamos, para hacerte feliz en todo momento, así como tú sólo sabes hacerme feliz a mi. Somos novios, somos mucho mas que novios, somos la máxima expresión del amor en una sola alma, en un solo corazón, en dos cuerpos que se aman, en dos cuerpos que arden de pasión, en dos cuerpos que se pertenecen el uno al otro. Te quiero vida mia, te deseo nene, mi niño lindo… Tu Nena.

Ilusiones y Cosquilleos.

No quiero pensarlo, pero cuando lo hago, me doy cuenta de que te sigo queriendo. Quiero decirte algo, tan oído como puede ser que te sigo recordando con todo el cariño, el cosquilleo y la ilusión del primer día. Supongo que la mágia en la que decías que estaba envuelta, y la que yo atribuia a las situaciones que vivíamos juntos sigue en mi. Se que no tengo magia, pero siento que todos esos sueños que tenía en la cabeza mientras estabamos juntos, se están desmoronando; Creo que ya no se cumplirán, si no es que Dios existe, y quiere dejar caer un milagro sobre nosotros. Dudo. Sabemos que una ves abierta la puerta de la posibilidad de estos sueños, daría un portazo. Sigo encerrandome en mis pequeños mundos, creyendo en mis tontas conclusiones, siguiendo los mismos dueños. Y lamentandome por todo aquello que me araña la piel como si fuesen cristales rotos, con intension de matarme. Pero se que no lo son, que se trata tan solo de roces, de fichas peligrosas que pertenecen al juego de la vida. Me lamento, lloro por la noches cuando veo que tú, uno de mis especiales a pesar de tu inexistencia real, has desaparecido completamente de mi vida, para compartirla con alguien que es como yo no puede ser para ti. Tengo rabia, desprecio por no ser como no soy; pero a pesar de todo, sigue gustandome eso de llorar, de expresar con mi cuerpo la reacciones de mi alma sin importarme el exterior, sonreir cuando lo deseo. Canturrear para no sentirme sola, tener conversaciones que nunca, si por mi se tratase, finalizarían…
Sigo siendo yo misma, por mucho que digan que he cambiado.
Tu lo sabes y eso me basta.

Todo por ti.

Por un beso de tu boca voy renunciando a mi paz,
por tus labios que provocan aprendería a volar,
por un roce de tu pelo iría hasta el mismo cielo,
quisiera una noche entera para guardar tu calor y
tengo la vida entera para entregarte mi Amor.

Mirada divina.

Cuando te cruzo al caminar
no logro ver otro lugar
porque me poerdo en tu mirada.

Cuando te cruzo al caminar
paso mil días sin pensar
pues me himnotiza tu mirada;

Y no me la puedo quitar
queda plasmada en mi andar
y me ilumina… tu mirada;

Tu mirada es mi vida
me enloquece me domina
tu mirada me cautiva
me estremece me facina.

Tu mirada…
tu mirada… es divina.

Somos novios.

Somos novios… somos novios porque sin nadie saberlo
traes en las manos la alegría, porque por tí amanece el día.
Somos novios porque aunque el resto de la gente no lo vea,
la luz guía nuestra vida, la tuya y la mía; Porque entrastes
en mis sueños cuando dormía.

Dijiste “Somos Novios” y vi mil razones para verlo, porque no hay
distancia en nuestros corazones, porque ambos creemos en nuestro amor
y podemos conseguirlo. Este es nuestro comienzo, juntos estaremos toda la vida, juntos de la mano caminaremos hasta el final de nuestros días.

Lloraba…

Lloraba porque tus palabras al juntarse con el viento
forman un dúo perfecto de dolor y sufrimiento.
Lloraba lágrimas de sangre y mis lágrimas bebía
para que nadie supiese lo que portí sentía.

Te digo adíos y acaso te quiero todavía,
tal vez no he de olvidarte, pero te digo adios
no se si me quisiste,
no se si te quería,
o tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este amor intenso apasionado y loco me lo sembré
en el alma para quererte a tí,
no se si te ame mucho,
no se si te ame poco,
tan solo se que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa grabada en el recuerdo
y el coraón me dice que nunca te olvidaré,
pero al quedarme sola,
sabiendo que te pierdo,
tal vez empiece a amarte como nunca te amé.

Te digo adios y acaso en esta despedida
mi más hermoso sueño muere dentro de mi
te digo adios toda la vida
aunque toda la vida…
siga pensando en tí.

El amor nace en ti.

El amor nace en ti…
Como cuando entras en una cueva, y en medio de la ocsuridad y el frío
encuentras esa antorcha con fuego encendido, te acompaña con su luz
en todo tu recorrido, te muestra el camino cuando estás perdido,
y cuando sales, alumbra tu corazón herido.

El amor nace en ti…
Como cuando te bañas en el mar, dejas que sus aguas te rodeen mientras nadas,
aunque sus olas fuertes quieren que te hundas, el mar no las deja, te lleva a sus orilas, te tranquiliza del miedo, te vuelve a bañar, el mar no permite que tus ojos
se vuelvan a cerrar.

El amor nace en ti…
Como cuando miras al cielo, y entre tantas nubes, buscas consuelo, entre tantas
lluvias, aún tocas el sueño, entre tantas tormentas aún tocas el pavimento,
entre tantos trueno, aún persigues tus sueños, entre tantas estrellas, buscas el amor en ellas.

El amor nace en ti…
Como cuando lloras sin descanso, en medio del abismo de tus lágrimas encuentras esa mano que te toca los ojos, esa mano que con sus dedos cura tus heridas, esa mano
que te ofrece su caluroso manto.
El amor nace en ti…
Como ha nacido en Mi…

Nuestro amor.

Dime que no me olvidaste,
que aún piensas en mi;
Dime que me necesitastes
que, como yo lo hice pudiste sentir…
algo que te llenaba el alma,
algo que te daba miedo descubrir,
algo intenso y muy profundo
algo que con el paso del tiempo
no ha podido morir.

“Nuestro Amor”

Nuestras dos almas.

Dos rojas lenguas de fuego
que, a un mismo tronco elazadas
se aproximan, y al besarse
forman una sola llama;

Dos notas que del laúd
a un mismo tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan;

Dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa,
y que al morir se coronan
con un penacho de plata;

Dos jirones de vapor
que del lago se levantan,
y al juntarse allí en el cielo
forman una nube blanca;

Dos ideas que al par brotan,
dos besos que a un mismo tiempo estallan,
dos ecos que se confunden…
eso son nuestras dos Almas.

Es el amor que pasa.

Los invisibles átomos del aire
en derredor palpitan y se inflaman;
En el cielo se deshacen en rayos de oro;
La tierra se estremece alborozada.

Oigo flotando en olas de armonía
rumor de besos y batir de alas;
Mis parpados se cierran…
¿Que pasa?
¡Es el amor que pasa!

Hoy he venido a decirte.

Hoy he venido a decirte lo mucho que te quiero
lo mucho que te amo, hoy ya no pude callar
y te vine a buscar así con el corazón en las manos…

no puedo vivir sin tus besos
el calor de tu cuerpo me hace falta
heres un osasis en mi desierto
la lus de la mañana que entra por mi ventana…

yo te amo y sin ti no valgo nada,
hoy me trago mi orgullo y rompo este silencio
porque sé que tú me Amas…